NO TE CONFORMES CON UNA MEJORÍA EN TU HIJO ... BUSCA CURARLE DEL TODO... SÓLO ASÍ TE ACERCARÁS LO MÁS POSIBLE A SU CURACIÓN ...

domingo, 26 de agosto de 2007

INTEGRACIÓN SENSORIAL

Por Isabelle Beaudry, Clínica de Terapia Ocupacional Pediátrica Beaudry-Bellefeuille

La teoría de la integración sensorial
La teoría de la integración sensorial es una respuesta científica a múltiples y muy diversos problemas infantiles de aprendizaje, comportamiento, desarrollo y descoordinación motriz, tales como la hiperactividad, la mala inserción escolar, las disfunciones relacionadas con el autismo o las dificultades en el proceso de alimentación. Podemos definir la integración sensorial como la capacidad que posee el sistema nervioso central (S.N.C.) de interpretar y organizar las informaciones captadas por los diversos órganos sensoriales del cuerpo. Dichas informaciones, recibidas por el cerebro, son analizadas y utilizadas para permitirnos entrar en contacto con nuestro ambiente y responder adecuadamente.
Leer todo


La teoría de la integración sensorial fue creada para abordar problemas de aprendizaje en los niños. Se trata, más que de una técnica específica, de un enfoque terapéutico. Su creadora fue la doctora Jean Ayres, terapeuta ocupacional estadounidense, que formuló dicha teoría de la integración sensorial a partir de sus propias investigaciones y estableció también la evaluación y el tratamiento de las disfunciones de integración sensorial.

Ayres se interesó, inicialmente, por los problemas perceptivos cuyo origen se encontraba en los traumatismos craneanos, los accidentes cerebro-vasculares y la parálisis cerebral. En los años sesenta del pasado siglo, después de haber completado estudios de doctorado y post-doctorado en neurofisiología, comenzó a formular hipótesis sobre los procesos neurobiológicos susceptibles de ser asociados con los problemas de aprendizaje en los niños, y creó una evaluación sistemática para poder medir las funciones perceptivo-motrices.

Sus primeros conceptos teóricos se basaron en estudios de neuroanatomía, neurobiología y neurofisiología. Durante más de veinte años realizó numerosas investigaciones clínicas tanto con niños normales como con niños afectados por problemas de aprendizaje, para las cuales utilizó las evaluaciones que había creado.

Dichas evaluaciones fueron perfeccionadas por la propia Ayres a lo largo de sus investigaciones y en la actualidad sirven para medir los distintos procesos neurológicos que contribuyen a la capacidad de aprender. Los resultados de las evaluaciones de los niños normales permitieron la elaboración de escalas de actuación media según la edad. El análisis de estos resultados permitió que se identificaran varios tipos de disfunciones de integración sensorial.

Jean Ayres estableció unos criterios muy rigurosos para la administración y el análisis de sus evaluaciones. Por ello, se necesita una formación específica para poder evaluar y tratar disfunciones de la integración sensorial. Los cursos de formación en evaluación y tratamiento de problemas de integración sensorial impartidos en todo el mundo están abiertos exclusivamente a terapeutas ocupacionales.

El proceso de la integración sensorial
La integración sensorial es un proceso neurológico y la teoría de Ayres establece la relación existente entre dicho proceso neurológico y el comportamiento. Ayres desarrolló su teoría de integración sensorial con el objetivo de describir, explicar y predecir las relaciones específicas entre el funcionamiento neurológico, el comportamiento sensori-motor y el aprendizaje académico. Esperaba poder identificar patrones de disfunción entre los niños con problemas de aprendizaje y poder desarrollar tratamientos específicos. Buscaba, ante todo, poder explicar las causas de estos problemas con el fin de determinar el tratamiento óptimo.

Ayres define la disfunción de integración sensorial como un mal funcionamiento de la organización de la información dentro del S.N.C., el cual no consigue organizar los impulsos sensoriales para poder darle al individuo una información adecuada y precisa sobre él mismo y su ambiente. Esta disfunción suele reflejarse en el comportamiento y en la coordinación motora.

Para entender esta definición, Ayres propone la siguiente analogía: el S.N.C. es como una ciudad y los impulsos nerviosos son como la circulación de los vehículos por sus calles. Un buen proceso de integración sensorial permite una circulación fluida y que todos lleguen a su destino rápidamente. Una disfunción de la integración sensorial es un tipo de atasco en el cerebro. En la disfunción de integración sensorial, parte de la información sensorial queda atrapada en el atasco y algunas partes del sistema nervioso no reciben la información que necesitan para poder realizar su trabajo.

Es importante distinguir entre las disfunciones de integración sensorial y otras condiciones que pueden causar problemas de aprendizaje. Una disfunción de la integración sensorial es un mal funcionamiento y no una ausencia de función. Por ejemplo, la persona ciega no recibe información visual, lo cual es una ausencia de función. Una lesión en la parte del S.N.C. que dirige los músculos causa un problema neuro-muscular, lo cual no es una disfunción de integración sensorial. Las disfunciones de la integración sensorial no son siempre la causa de los problemas académicos existentes, que pueden deberse a múltiples motivos como, por ejemplo, a una vida afectiva perturbada.

Según Ayres, las causas de disfunción de la integración sensorial podrían ser las siguientes: problemas durante el parto, factores hereditarios y químicos o bien una falta de estimulación sensorial. Los síntomas son la hiperactividad y la distracción, problemas de lenguaje, problemas de comportamiento, ligeros problemas de coordinación y de control postural y problemas de aprendizaje (lectura, escritura, matemáticas).

Niños con problemas de aprendizaje y/o comportamiento debido a una mala integración sensorial
Existen niños normales, incluso con niveles de inteligencia superiores a la media, pero que no perciben el mundo que les rodea como los demás. Tienen reacciones emotivas exageradas y no pueden soportar cambios en su rutina diaria. No son capaces de atender en clase, no comprenden bien lo que se les explica, parecen vagos, tienen graves problemas con la lecto-escritura y/o no pueden estar quietos ni un instante. Son candidatos ideales al fracaso escolar y a caer en la pérdida de la autoestima. Los castigos o las clases particulares complementarias no surten mucho efecto. ¿Por qué todo esto? Padecen un problema de integración sensorial. La información que llega a su cerebro no es bien procesada y son víctimas de esa desorganización.

Por supuesto, no todos los problemas de aprendizaje y de comportamiento en los niños se deben a una mala integración sensorial. Pero los expertos (Carte y otros, 1984. Developmental and Behavioral Pediatrics, 5 (4), pp.189-194) consideran que un 70 por ciento de dichos problemas son causados, en modo más o menos directo, por disfunciones en la integración sensorial.

La teoría de la integración sensorial aplicada a niños que padecen este problema se basa en el hecho de que los estímulos vestibulares (los relacionados con el movimiento), los proprioceptivos (los relacionados con los músculos y articulaciones) y los táctiles no son interpretados por el sistema nervioso de estos pequeños de la misma manera que lo hace el sistema nervioso de la mayoría de los niños.

Las deficiencias en el procesamiento sensorial se manifiestan frecuentemente en comportamientos de búsqueda de estímulos o de evitación de estímulos. En ambos casos, la consecuencia es que el niño se mueve mucho, lo cual interfiere tanto en su capacidad de prestar atención como en su comportamiento, que muchas veces no es el que los demás esperan de él. Asimismo, ese procesamiento sensorial anómalo provoca que al pequeño le resulte difícil filtrar, seleccionar los diversos estímulos sensoriales que recibe. Porque atiende en la misma medida a la sensación de la ropa sobre su piel, que al ruido de un camión en la calle o a la voz de la maestra en clase. Es decir, su cerebro no es capaz de inhibir las sensaciones sin relevancia para atender solamente a las que la tienen.

Por ello, porque es una circunstancia que está fuera del control voluntario del individuo afectado, la política de castigos y recompensas -aunque puede ayudar a mejorar algo el comportamiento del niño- no soluciona el problema, que a menudo provoca una pérdida de autoestima y un aislamiento académico y del círculo de amigos habitual que, en demasiadas ocasiones, conducen finalmente a los muchachos afectados a la calle y a caer en la delincuencia. En Estados Unidos, donde más estudios existen sobre este problema, alrededor de un 50 por ciento de los delincuentes juveniles padeció en su niñez problemas de integración sensorial y fracaso escolar.

En países como Australia, Canadá, Estados Unidos o Suecia, los tratamientos de integración sensorial son habituales desde hace varias décadas, tanto en el ámbito sanitario como en el escolar, para remediar estos problemas, pero por desgracia en España aún son muy pocos los niños que se benefician de dicho enfoque terapéutico. El País Vasco es la única comunidad autónoma española que ya ofrece a los escolares servicios de Terapia Ocupacional Pediátrica, dentro de los cuales se incluyen tratamientos basados en la teoría de la integración sensorial.

En cuanto a publicaciones sobre esta especialidad, el mundo hispano acusa un notable retraso con respecto al mundo anglosajón. Curiosa y desgraciadamente, frente a los numerosos libros existentes sobre el tema en inglés, hasta hace poco tiempo no existía ninguno escrito en español. Recientemente, y más de 30 años después de la aparición del primer libro sobre el tema, Sensory Integration and Learning Disorders, de la doctora Jean Ayres, ha sido publicado por Ediciones Nobel Problemas de aprendizaje en la infancia – La descoordinación motriz, la hiperactividad y las dificultades académicas desde el enfoque de la teoría de la integración sensorial, un libro de Isabelle Beaudry dirigido a los padres y a todos aquellos que tratan con niños, como son maestros, pediatras, fisioterapeutas, psicólogos o logopedas.

Existen diversas asociaciones nacionales e internacionales que trabajan en aras de la calidad de la investigación, los tratamientos y la divulgación de la Teoría de la integración sensorial. En España existe la Asociación Española de Integración Sensorial (AEIS), que es quien agrupa a diplomados en Terapia Ocupacional acreditados con una formación completa y reconocida en integración sensorial.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

interesante!

ADRIANA dijo...

Hola,mi hijo de 3 años y medio acaba de ser diagnosticado con disfuncion del procesamiento sensorial. Quisiera saber de libros en español que me puedan dar una guia como mama en el manejo de esta disfuncion. Un abrazo.

Rosina Uriarte dijo...

Hola Adriana,
en este blog tienes una entrada dedicada a los libros publicados en castellano sobre este tema:
http://alternativasterapias.blogspot.com/2007/11/integracin-sensorial-bibliografa-en.html
Te recomiendo "La integración sensorial y el niño" de Jean Ayres, editado por Trillas. Es muy bueno y te ayudará mucho a comprender cómo se siente tu hijo y el por qué de sus reacciones y su comportamiento.
Hay varios artículos sobre Integración Sensorial en este blog, incluídos listados de profeisonales y centros.
Saludos,
Rosina

Mariam dijo...

Me encantaría saber como puedo favorecer procesos de integracion sensorial desde el arte para mis estudiantes con autismo

Rosina Uriarte dijo...

Hola Mariam,
la verdad es que no sé cómo se puede fomentar la integración sensorial desde el arte.
Los niños con autismo suelen tener problemas con su integración sensorial, pero la terapia se basa principalmente en estimulación vestibular (movimiento del cuerpo en el espacio en diferentes direcciones).
Supongo sería muy interesante tener en cuenta las necesidades especiales que puedan tener tus alumnos como puede ser que les impresione el tacto de determinados materiales al manipularlos.
Es muy posible que pueda fomentarse una correcta integración sensorial a través de alguna actividad relacionada con el arte, pero esto tendrá que decírtelo un experto en el tema. Búscalo aquí:

http://www.siglobalnetwork.org/

Te aconsejo la lectura de este maravilloso libro, que seguro te dará información e ideas para la realización de tu trabajo y te ayudará a conocer mejor a tus alumnos:

http://estimulacionydesarrollo.blogspot.com/2009/02/la-integracion-sensorial-en-los-ninos.html

Espero esta información te sa útil.
Saludos,
Rosina

Laura de Mar del Plata dijo...

Es muy interesante que podamos ayudar a nuestros hijos contribuyendo desde casa con las terapias mediante juegos cotidianos, incluyendo los consejos que nos dan las terapistas.
No dejen de publicar novedades, libros, enciclopedias, etc.
Todo lo que podamos hacer para evolucionar favorablemente nos gratificará familiarmente.

Rosina Uriarte dijo...

Hola Laura,
gracias por tu comentario.
Es una alegría para mí recibir comentarios como el tuyo, donde se ve una actitud positiva de las madres dispuestas a aprovechar cada idea y cada actividad que pueda suponer un beneficio para los hijos.
Saludos,
Rosina

luz mary dijo...

hola soy terapeuta ocupacional en formacion de colombia y mi proyecto de grado es sobre la integracion sensorial en niños con retraso psicomotor , m4 gustaria saber tu blog o tu correo para hablar o mostrarte mi proyecto gracias

Rosina Uriarte dijo...

Hola Luz Mary,
estás ahora mismo en mi blog y mi dirección de correo está junto a mi perfil.
Pero temo me confundas con la autora del artículo, Isabelle Beaudry. Tienes el enlace a su página desde la cual podrás escribirle. Pincha en el enlace junto a su nombre en el artículo.
Saludos,
Rosina

Anónimo dijo...

ola soy lorena mi hija de 5 años fue diagnosticada con problemas de integración sensorial la verdad es que esta noticia me tiene mal .
la terapeuta me comento que ella usa un método llamado aba, quisiera saber mas sobre el tema como aplicarlo con mi hija para poder nivelarla almeno. ya que aquí en Chile estas cesiones con la terapeuta son costosas . de antemanos muchas gracias.

Rosina Uriarte dijo...

Hola Lorena,
no debes preocuparte porque te digan que tu hija tiene dificultades con su integración sensorial. Esto es algo muy común en muchos niños y es sólo una manera de dar una explicación a lo que le ocurre a la niña.
Lo que realmente debe preocupar es hasta qué punto estas dificultades hacen que la niña tenga problemas en su funcionamiento diario.
Esto es lo realmente importante.
ABA es un método conductual, enseña a la niña a "manejar" sus problemas.
Pero no trabaja el sistema nervioso de la niña para que éste madure y se solucione el problema de fondo.
ABA no soluciona dificultades de la integración sensorial, que yo sepa.
ABA será bueno para tu hija, pero convendría trabajar también de otra manera, como con la terapia de la Integración Sensorial.
En Chile tenéis profesionales, quizá puedas hablar con alguno de ellos para que viera a la niña y os recomendara trabajo para casa si no puedes permitirte el trabajo en el centro.
Mira los datos que tengo para tu país en este enlace:

http://alternativasotrospaises.blogspot.com/2009/11/chile.html

Si me escribes un correo electrónico a mi email (la dirección la tienes junto a mi perfil en este blog), te enviaré algunos consejos para padres de niños con desórdenes en la integración sensorial.
No se trata de una terapia, pero sí de algunos consejos que pueden ayudar.
No puedo enviarte documentos en un comentario, por favor escríbeme y recuérdame qué debo enviarte.
Saludos,
Rosina

Anónimo dijo...

Hola soy olga tengo un niño de tres años y me lo estan diagnosticando disfuncion de integracion sensorial para mi es nuevo por que muchos me decian que era hiperactivo con deficit de atencion y hasta hace una semana una nueva psicologa me lo diganostico con este trastorno eh buscado informacion y parece que todos los sintomas me describen ami hijo para mi es bueno saber por fin que tiene mi hijo por que siempre dude de el otro dignostico pero que se hace en este caso se le medica? o solo con terapias ocupacionales el nino puede mejora? por favor agradeceria su respuesta gracias por este espacio es muy util

Rosina Uriarte dijo...

Hola,
debes tener en cuenta que los diagnósticos no excluyen otros. En realidad muchos síntomas de un diagnóstico se dan en otros y los diagnósticos se solapan. Esto es así porque en realidad los diagnósticos no sirven más que para conocer los síntomas más notorios del problema.
Y resulta que depende de qué profesional vea al niño, le pondrá un diagnóstico u otro.
Si acudes a un terapeuta ocupacional que conozca la integración sensorial te dirá que el niño tiene una disfunción de la integración sensorial.
Si vas a un psicólogo u otro profesional que trabaje con niños con problemas de atención o hiperactividad, te dará un diagnóstico de TDA-H.
Estos últimos profesionales te recomendarán la medicación junto a terapia cognitivo-conductual (en el mejor de los casos esta última terapia acompañará a la medicación, pero no siempre). El profesional de la Integración Sensorial te recomendará su tratamiento.
Depende de los padres elegir cuál de estos tratamientos nos convence más.
Todos o prácticamente todos los niños con dificultades en su aprendizaje o su desarrollo en general sufren de disfunciónd en la integración sensorial. Y la mayoría también tienen problemas de atención.
Esto es lógico si pensamos que estos niños tienen un problema de madurez de su sistema nervioso. Y es precisamente la capacidad de prestar atención y de integrar la información que llega a través de los sentidos (integración sensorial) dos muestras de la maduración cerebral.
Por esto estos síntomas coinciden en casi todos los niños.
Así que no tiene tanta importancia el diagnóstico. Lo importante es trabajar el problema para ayudar al niño.
Mi consejo es optar por la Integración Sensorial sin duda. También la terapia cognitiva y conductual. Si puedes combinarlas será bueno.
Existen otros métodos de los que se habla en este blog.
Suerte con tu hijo. Que encuentres la mejor forma de solucionar sus dificultades.
Saludos,
Rosina

NERy dijo...

hola tengo un hijo de 5 años diagnosticado con disfemia quisiera saber si la is puede ayudarle aun, yo soy terapeuta fisico y me gustaria certificarme en is pero creo que solo es para terapeutas ocupacionales. espero tu comentario

Rosina Uriarte dijo...

Hola NERy,
nunca es demasiado tarde para ayudar a un hijo.
La Integración Sensorial se trabaja con los niños hasta los 12 o 14 años.
Por otra parte, para certificarse en este método, creo que sí es necesario ser terapeuta ocupacional. Esto deberán decírtelo los propios profesionales de esta terapia.
No estoy segura de si la IS es la terapia más indicada en un caso de disfemia. Infórmate con un profesional de la misma y también con profesionales de otros métodos como la reeducación auditiva pues los trastornos del habla tienen muchas veces relación con la forma de escuchar.
Tienes artículos sobre la reeducación auditiva en este mismo blog.
Espero encuentres la información que necesitas.
Saludos,
Rosina

Amelia dijo...

Hola. Estoy confundida. Dicen que mi hijo de 3 años tiene leve inmaduro el sistema vestibular. Empezo terapia ocupacional pero ahora me dicen en el jardin que debe tener integracion sensorial. El pediatra dice que No que es normal y no importa que sea algo torpe.
Es un niño feliz, se adapata super fácil, es el mas popular, tiene desarrollo precoz de lenguaje , come bien, habla perfecto. Si es algo descordinado, no se queda quieto un minuto y le esta pegando a los otros niños. No controla sus emociones. No me queda claro que tan grave es su problema y si debo llevarlo a terapia, dado que no tiene todos los sintomas.

Rosina Uriarte dijo...

Hola Amelia,
la inmadurez del sistema vestibular y los problemas de integración sensoria van inevitablemente juntos.
Por el sistema vestibular pasa la información de todos los sentidos en su camino a las áreas del cerebro que procesan esta información.
La terapia ocupacional que realiza la Integración Sensorial será muy buena para tu hijo.
Date cuenta de que el sistema vestibular es lo primero que ha de madurar en el sistema nervioso (cerebro) de una persona. Cuando no madura el primer peldaño, no puede llegarse a la maduración de todos los siguientes.
Esto no significa que necesariamente vaya a haber problemas ni sabemos cómo serán de graves. Pero sí sabemos que el niño tendrá que realizar un esfuerzo toda su vida por vencer sus dificultades en cosas que ahora ya ves como la coordinación motriz, el no saber parar y el control emocional. Y luego, más adelante, en funciones que dependen de éstas porque son funciones más sofisticadas que dependen de las más básicas, como son prestar atención, leer, escribir, matemáticas, etc. todas los requisitos necesarios para el éxito escolar.
Trabajar con tu hijo a los 3 años con una terapia que es bonita y divertida para él será una forma de prevenir que pueda tener dificultades que tenga que superar con esfuerzo (algunos niños las superan compensando con esfuerzo, pero otros no lo consiguen´).
Es el momento de trabajar para la prevención. No mires solamente cómo actúa tu hijo ahora, piensa en cómo serán las cosas dentro de otros tres años y ten en cuenta que cuanto mayor es el niño, más difícil es trabajar con él en cuanto a los resultados que se obtienen y el esfuerzo que será necesario realizar, también en cuanto al tiempo que hará falta para que la terapia logre los mismos resultados que podría lograr ahora.
La plasticidad cerebral de un niño de 3 años hace que e trabajo sea mucho más fácil y rápido que si esperas a que tenga problemas en un futuro.
Mi consejo es que trabajes con la integración sensorial sin duda alguna.
Saludos,
Rosina

Anónimo dijo...

Hola mi niño tiene 26 meses y el esta tomando terapias para comer y de habla. El se mete juguetes todo el tiempo en la boca y los dos dedos indices se los muerde pero con la comida es todo lo contrario. El rechaza todo tipo de comida hasta la chatarra y solo bebe agua y leche. En el habla dice algunas palabras pocas pero despues no las vuelve a decir. Ademas que en la evaluacion que le hicieron todavia no hace nada de su edad. Pienso q tiene problemas sensoriales ya que no le gusta q le toquen la cara y menos q le pongan gorras. Cuando lo llevamos al parque lo unico que hace es correr en unismo lado haciendo ruido y cuanso lo trepo en escaleras parece tener debilidad en las piernas pero en la casa lo hace bien. Gracias por su atencion.

Rosina Uriarte dijo...

Hola,
es muy probable que tu hijo tenga un problema en la integración sensorial como bien dices.
Busca un profesional de la Itnegración Sensorial en el colegio de terapeutas ocupacionales de tu país. Quizá encuentres alguno en este enlace de profesionales (pincha en tu país):

http://alternativasotrospaises.blogspot.com.es/

Si vives en España, puedes consultar estos enlaces:

http://www.integracionsensorial.es/

http://padresconalternativas.blogspot.com.es/

Espero esta información te sea útil para encontrar la forma de ayudar a tu hijo. Cuanto antes trabajéis estas dificultades que describes, más fácil será solucionarlas.
Saludos,
Rosina